viernes, 11 de junio de 2010

Una teoría creacionista de la deriva continental



Los geólogos creen que en el pasado hubo un supercontinente, Pangea, que se fragmentó y comenzó lenta y continuamente a separarse para dar lugar a la distribución continental del presente. La hipótesis es muy antigua, ya fue mantenida en el siglo XIX por el geógrafo francés Antonio Snider-Pellegrini. A comienzos del siglo XX, fue el meteorólogo alemán Alfred Wegener, quien la relanzó, señalando en sus libros la semejanza de las cordilleras a ambos lados del océano, así como que las costas de América y África, etc. parecen encajar si las juntáramos[1].
Esta hipótesis intuitiva fue corroborada por los científicos en 1960, cuando la investigación oceanográfica reveló el fenómeno conocido como expansión del fondo oceánico. Actualmente los geólogos lo explican por medio de la teoría de la tectónica de placas, cuyo principio se basa en que el material fundido de la astenosfera, o magma, sube hacia arriba, mientras que la materia fría y endurecida se hunde cada vez más hacia al fondo, dentro del manto. La roca que se hunde finalmente alcanza las elevadas temperaturas típicas de la astenosfera [2] inferior, se calienta y comienza a ascender otra vez. Este movimiento continuo y, en cierta forma circular, se denomina convección. Hay tres tipos de deformación en los bordes inter-placas debido a su movimiento horizontal: Extensión del fondo marino (lava fundida se extiende sobre el fondo), comprensión (una placa subduce otra) y producción de falla (una placa se desliza sobre otra). Los evolucionistas incorporan la hipótesis del Uniformitarismo[3], con lo cual estamos ante la Uniformitarian Plate Tectonics, o hipótesis UPT. Como en nuestros días el desplazamiento es de 1-2 cm/año, la UPT considera que la edad de la tierra es de miles de millones de años. Esta hipótesis UPT tiene una debilidad: no se ha probado jamás, por ejemplo, con modelos informáticos viables.

La hipótesis CPT comparada con la UPT.

Un enfoque diferente es el del geofísico americano Dr John Baumgardner, que lleva trabajando muchos años en Los Alamos National Laboratories. En 1994, con ayuda de supercomputadoras, logró confeccionar un modelo 3D del sistema total de placas tectónicas, es decir, de todo el manto terrestre. A partir de ahí le resultó fácil estudiar una gran cantidad de posibles situaciones. Sus resultados soportan la llamada hipótesis “Catastrophic Plate Tectonics” (CPT), con velocidades de desplazamiento (en su pico de actividad) de metros por segundo, es decir, miles de millones más rápida que la UPT.


La escala de grises representa temperaturas, los vectores indican velocidad y dirección de desplazamiento. En la imagen de arriba se aprecia la situación de la fragmentación catastrófica del continente Pangea, a sólo 15 días del inicio. En la imagen de abajo se aprecia la situación de la fragmentación tras 25 días de separación, en los momentos de máxima intensidad, considerando el modelo CPT de Baumgardner.


Evidentemente esto sugiere una reciente catástrofe global en las placas tectónicas, que John Baumgardner asocia con el cataclismo del Diluvio Universal de Noé. Habría habido una rápida subducción (hundimiento) del lecho marino pre-diluviano, y todo ello debido a la “apertura de las fuentes del abismo” que cita el Génesis. Varios serían los datos o vestigios que han quedado de esa reciente catástrofe, entre ellos está la gran cantidad de anomalías, detectadas en los últimos 20 años[4], en las rocas próximas al fondo del manto terrestre, circunvalando el perímetro del Océano Pacífico actual. Estas anomalías, imposibles de explicar por la UPT, concuerdan muy bien con las predicciones del modelo CPT tridimensional de Baumgarner, y son consistentes con el flujo de las emanaciones del fondo marino que resultan de su simulación informática. Otra clase de pruebas que respaldan la inestabilidad crítica del manto terrestre, de acuerdo a la tesis CPT, la aporta el planeta Venus. Por medio de la sonda Magallanes, a principios de la década de los 90, la NASA pudo obtener, mediante radar, imágenes de alta definición de la superficie de Venus. Lo cual condujo el sorprendente descubrimiento de que Venus había sufrido recientemente una renovación catastrófica de su superficie. Más de la mitad de la superficie de Venus había quedado inundada con lava basáltica, produciendo largas bandas aplanadas, desprovistas de toda orografía exceptuando líneas de fractura debidas al rápido enfriamiento. Las imágenes también revelaban deformaciones tectónicas extremas, produciendo zonas montañosas con pendientes de hasta 45º, que considerando las altas temperaturas de la superficie de Venus, y las fuertes tensiones de las rocas silíceas, esas inclinaciones resultan imposibles de mantenerse por más de unos pocos miles de años.


El postulado del uniformatismo está viciado del siguiente error lógico, tal como señala Jonathan Sarfati, de la CMI:

Supongamos que observamos esta situación, un grifo goteando agua, una gota (1 ml) por minuto, y un recipiente de 10 litros de capacidad, que en estos momentos contiene 3 litros. A la pregunta ¿cuánto tiempo será necesario para llenarse totalmente de agua?. Un evolucionista uniformatista contestaría “7 mil minutos”. El error está en que el grifo puede abrirse ligera o gravemente, el recipiente puede perder agua, un animal puede beber del recipiente, etc. Es decir, hay muchas posibles catástrofes, imaginables e inimaginables, que pueden suceder pero que son ignoradas por el uniformatismo.

NOTAS

1. Incluso hay áreas, a uno y otro lado del océano, que han mantenido los mismos tipos de plantas y animales, que no se encuentran en otras zonas.
2. Esta palabra procede del griego ‘Asthenés’ (débil).
3. El Uniformitarismo es una doctrina típica de los evolucionistas que conjetura que los procesos geofísicos actuales, con sus precisas tasas observadas hoy, son igualmente responsables de todas las características geológicas de la tierra. De esta manera, supone que procesos geológicos se mantienen hoy esencialmente sin cambios, como aquellos del pasado inobservable, y es reacia a considerar cataclismos en la historia de la tierra
4. Fotografías obtenidas por tomografía sísmica.

1 comentario:

Los comentarios ofensivos y maleducados serán eliminados.