lunes, 12 de julio de 2010

Las 30 tesis de Miss Haigh contra la Evolución Teísta

"Three horses" de Michael O'Brien


Las 30 tesis de Miss Haigh contra la Evolución Teísta

Estas 30 tesis fueron presentadas en un ensayo escrito en 1976 por la teóloga católica americana Paula Haigh, fundadora y directora de la Catholic Center for the Creation Research, posteriormente revisado por la autora en 1999 y alojado en Internet para general diseminación.
Paula Haigh tenía la convicción que la “Evolución teísta”[1] es una herejía que hoy está debilitando a la Iglesia y causando un daño superior incluso a la “Evolución ateísta”. Pues en ésta se parte de una premisa absurda, la ausencia de Dios Creador, que no engaña a nadie que tenga una fe adecuadamente formada. En cambio, en la Evolución teísta, muchos aún confesándose católicos, con su actitud insidiosa rebajan a Dios a un mero mecanismo para los supuestos procesos de evolución, desprecian las Sagradas Escrituras, y atacan a la doctrina Católica y a la Tradición. La expansión de la evolución teísta en el pensamiento de los católicos habría sido el principal causante de la apostasía actual, y no los aspectos sociales, etc.

  Miss Haigg presenta estas tesis como una posible vía para construir una defensa a ultranza de la Creación Especial contra los perfidos errores de la evolución.

==================================

1. Las Tres Personas Divinas son el simple y común Principio de la Creación.2. Dios solo creó el mundo.
3. Crear significa producir desde la nada.
4. El mundo tuvo un comienzo en el tiempo.
5. Todas las cosas que existen –a parte de Dios- fueron creadas por Dios Trinitario, en sus completas substancias, desde la nada, en el comienzo.
6. Dios ha creado un mundo bueno.
7. Ninguna criatura puede, como causa principal o como causa instrumental secundaria, por su propio poder, crear algo desde la nada o traer nuevos seres a la existencia trascendiendo su propia naturaleza.
8. La acción de Dios llamada Preservación o Conservación no es un atributo comunicable pero es propio sólo de Dios porque implica un continuo derrame de existencia de la cual Dios sólo es el Autor y Fuente.
9. La acción de Dios llamada Concurso Divino, por la cual Dios coopera inmediatamente con todas las causas secundarias, no puede ser invocada en ningún camino como un agente o mecanismo para la ascensión evolutiva de clase a clase o de especie a especie.
10. La acción de Dios está exenta de movimiento o tiempo, así como de esfuerzo o trabajo.
11. El Don de la Gracia Divina en el alma humana y la consiguiente elevación del hombre al orden sobrenatural, no es ni analogía apropiada ni ninguna base de analogía para argüir a favor de una transformación evolutiva desde clases inferiores a superiores por medio de una autotrascendencia otorgada por Dios al hombre en el orden natural análoga a la del orden sobrenatural.
12. La relación tomista de creación no soporta ninguna teoría de creación continua.
13. La Creación no es en sí un milagro sino más bien el preciso comienzo y constitución de los ordenes sobrenatural y natural de los que emanan tanto los procesos milagrosos como no milagrosos.
14. Todas las cosas fueron creadas para glorificar a Dios.
15. El Hexamerón (los Seis Días de la Semana de Creación) más otras afirmaciones de la Sagrada Escritura, tal como la reiterada diez veces repetida “de acuerdo a sus clases”, constituyen principios guía para todos los científicos.
16. Adán, el primer hombre, fue creado directamente por Dios del polvo de la tierra, y tanto su cuerpo como su alma fueron creados inmediatamente por Dios en el Sexto día de la Semana de Creación.
17. Eva, la primera mujer, fue, según las palabras de Gen 2, 21-22, hecha a partir de la costilla de Adán, mientras éste dormía.
18. La raza humana entera desciende de una simple pareja, Adán y Eva.
19. El hombre, como naturaleza humana, consiste de dos partes esenciales, una el cuerpo material, y otra el alma espiritual e inmortal, las cuales forman el ser compuesto hombre, unificadas por la forma sustancial del alma racional.
20. El alma racional-intelectual del hombre es por sí misma, como causa formal, forma substancial del compuesto humano, ella es lo que le hace ser humano. Sin el alma racional, que es un principio simple, inmaterial, espiritual, intelectual e inmortal, no hay ser humano.
21. Cada ser humano posee un alma inmortal individual.
22. Cada alma es creada directa e inmediatamente por Dios desde la nada en el momento de la concepción.
23. Adán y Eva fueron provistos por Dios con vida sobrenatural en la forma de gracia santificante, y con otros dones preternaturales, nominalmente, inmortalidad corporal, perfecto control de su naturaleza humana por la emancipación del deseo desordenado (concupiscencia), emancipación del sufrimiento, conocimiento infuso por Dios de las verdades naturales y sobrenaturales. Adán y Eva recibieron estos dones no sólo para ellos mismos sino para toda la posteridad.
24. Nuestros primeros padres en el Paraíso pecaron gravísimamente a través de la trasgresión del mandato probatorio divino.
25. Como consecuencia del gravísimo pecado original, personal, de orgullo conducente a la desobediencia, nuestros primeros padres 1) perdieron la gracia santificante, 2) provocaron la ira e indignación de Dios, y 3) se convirtieron en sujeto de muerte y dominio del Diablo.
26. El pecado personal original de Adán es transmitido a su posteridad, no por imitación o por haber nacido en la condición humana, sino por generación natural de descendencia biológica y es heredado con nuestra naturaleza humana que, por razón de este pecado, se encuentra ella misma en estado de depravación, que sólo puede remediarse por la aplicación de los meritos de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, en el Bautismo y en los otros Sacramentos de la Iglesia.
27. En el principio del tiempo Dios creó desde la nada a los seres espirituales, los Ángeles.
28. La Biblia es tanto inspirada como inerrable en todo aquello que asegura, enuncia y sugiere, porque Dios es el Autor principal de ella.
29. El Diluvio descrito en Génesis 6-8 fue una inundación que cubrió el globo entero, esto es, fue universal, geográfica y antropológicamente, y el registro de los geólogos es un Monumento-Memorial-Recordatorio para el hombre moderno de esta catástrofe acuífera enviada a la tierra como un castigo por el pecado.
30. La teoría de la evolución socava la divina Fe Católica, envenena la mente de aquellos en que toma residencia, obscurece las verdades sobrenaturales de la Fe y corrompe las potencias naturales de la razón. Es incompatible con la divina Fe Católica, y en su forma teísta constituye una herejía mayor infectando a la Iglesia de hoy.


NOTAS:

1. Los partidarios de la evolución teísta piensan que se puede mantener el contenido total de la doctrina cristiana manteniendo al mismo tiempo casi todos, o incluso todos, los postulados de la ciencia actual, tal como el evolucionismo o la teoría del Big Bang. Sin embargo, no tienen reparos en distorsionar el significado de la Sagrada Escritura, o considerar inválida una sentencia del Magisterio, o ignorar el consensus de los Padres de la Iglesia, con tal de no contrariar un paradigma de la ciencia evolutiva actual.

2. Para leer más, sobre estas 30 tesis: http://www.alcazar.net/thirty_theses.pdf

1 comentario:

  1. Me parece muy interesante.
    Gracias
    Ricardo
    Profesor de Matemáticas

    ResponderEliminar

Los comentarios ofensivos y maleducados serán eliminados.