martes, 24 de mayo de 2016

El Proceso del Mono


La película de TV 'El Proceso del Mono'  (Monkey Trial) de Scopes.



   Primeramente hubo una obra teatral titulada, 'Inherit the Wind' (La herencia del Viento), que fue realizada para retratar el llamado famoso "Juicio del Mono" a Scopes que tuvo lugar en el año 1925.  Un juicio completamente tergiversado por los enemigos de la verdad, aquí va un contraste de la película contra la verdad, para que nos hagamos una idea de cómo se viene aleccionando a los incautos.

La versión original de 1960 de esta película ha sido pasada un sin fin número de veces en las aulas de los colegios de toda la nación (USA), y se ha dicho que está basada en hechos reales. En España se ha pasado infinidad de veces en las cadenas de TV, sin ir más lejos yo la vi que la estaban proyectando hace un mes, creo que era en TVE2. Esta película ha hecho crecer en mucha gente un sentimiento contrario al creacionismo. Pero la película tiene tan gran cantidad de distorsiones que para ser justos debe hacerse alguna clarificación. Cualquier persona razonable que tuviera que juzgar únicamente por los hechos que ven en esta película, llegaría a la conclusión que "los fundamentalistas religiosos" son totalmente irracionales mientras que los evolucionistas son los únicos pensadores racionales.

  En la discusión que viene a continuación, se comparan varias escenas de la película  con la transcripción oficial de aquél juicio -- The World's Most Famous Court Trial, (Cincinnati, Ohio: National Book Co., 1925), The Great Monkey Trial, por Sprague de Camp (Garden City, NY: Doubleday & Co., 1968) , y otros libros históricos sobre aquel proceso, probablemente el más distorsionado de la Historia.

 PELICULA: Un sacerdote, un abogado y un policía entran en un aula donde Cates (representando a John Scopes) se encuentra enseñando evolución. Lo toman bajo arresto y lo encierran en la cárcel.
   HECHO: El American Civil Liberties Union (ACLU) quiso buscar un caso para invalidar el ‘acta de Butler’, que decía que ningún profesor de colegio público podría negar los hechos de la creación Bíblica y enseñar que el hombre descendía del mono, para lo cual insertaron un anuncio en el periódico Chattanooga Daily Times, donde se decía:
«Estamos buscando un profesor de Tennesse que quiera aceptar nuestros servicios para llevar esta ley ante las Cortes». Un ingeniero de minas, George Rappleyea, tenía un enfrentamiento personal contra las iglesias y persuadió a Scopes para que aceptase ser arrestado.  Se conserva el telegrama de Rappleyea.
   HECHO:  Scopes no era profesor de Biología, en realidad era entrenador de un equipo de rugby. Únicamente sustituía por dos semanas al profesor de Biología, Mr Ferguson, que en esos días se encontraba enfermo. En ese momento el programa indicaba una clase de evolución, pero están escritas las palabras que Scopes dijo a William E. Hutchinson del International News Service:
«Hay algo que debo decirles. Algo que me preocupa. Yo no violé la ley... Yo no impartí nunca la lección de evolución. La salté. Estuve dando otra cosa el día que la debería haber dado, y olvide por completo esa lección de Darwin, no la impartí. Esos muchachos que han declarado no recordarían lo que yo les enseñé hace tres meses. Ellos fueron coaccionados por los abogados».

   PELICULA: Se muestra a Scopes como estando encerrado en la cárcel durante el tiempo completo del juicio. Además se le retrata como un profesor dedicado, al que se le va a juzgar por mantenerse firme ante la verdad.
   HECHO:  Scopes fue arrestado con una orden de garantía de Rappleyea, e inmediatamente fue liberado bajo una fianza de 1000 dólares.


    PELICULA:  En varias secuencias, abogados y testigos se refieren a un libro de Darwin que se utilizaba en clase.
    HECHO:  En clase no se utilizaba ningún libro de Darwin --el libro de clase era "Civil Biology" de Hunter.


   PELICULA:  Al abogado de la acusación, Matthew Brady (representando a William Jennings Bryan) se le presenta llevando un grotesco y ridículo bigote. A la mayoría de los espectadores les parece absolutamente repelente esa pinta.
   HECHO:  Bryan fue durante muchos años un agradable y muy respetado líder del partido Demócrata americano; fue nominado por tres veces para presidir el partido Demócrata Nacional; sirvió como Secretario de Estado bajo Woodrow Wilson; y fue conocido como el mejor orador de América durante treinta años. Disponía de un largo historial de éxitos a favor de la legislación liberal, y fue uno de los que lideraron la lucha por el sufragio de las mujeres (el derecho al voto). La transcripción del juicio señala que su conducta fue siempre cortés.
  En contraste, el abogado de la defensa, Clarence Darrow, fue amonestado por desprecio a la corte, y la transcripción muestra que en varias ocasiones se comportó de forma avasalladora y grosera con los testigos y con el juez Raulston.


   PELICULA:  En el estrado, el abogado Bryan testifica que jamás había leído algo sobre los libros de Darwin. Además expresa desprecio para cualquier conocimiento que se encuentre fuera de lo que dice la Biblia.
   HECHO:  En realidad, Bryan había leído 'El Origen de las Especies' en 1905 (20 años antes del juicio). Había publicado varios artículos perfectamente elaborados, donde criticaba aspectos técnicos de la teoría de la evolución. Las transcripciones muestran a Bryan interrogando a los testigos cuestiones técnicas sobre la evolución de una gran agudeza de pensamiento, demostrando que poseía una buena comprensión del tema. Bryan mismo dejó en evidencia a la visión del linaje del hombre  dada por Darwin, al mostrar que lo que en realidad hizo enseñar fue que el mono desciende de los monos. (pg 176)


   PELICULA:   Se llama a la prometida de John Scopes, Rachel Brown, al estrado de los testigos.  El abogado Bryan la intimida sobre las creencias religiosas de J.  Scopes, hasta hacerla llorar.
   HECHO:  La transcripción muestra que no hubo en absoluto ninguna testigo femenina. Scopes no tenía ninguna prometida, sin embargo había abandonado a varias novias locales.


   PELICULA:  El abogado defensor,  Clarence Darrow, tiene a Bryan en el estrado de testigos, preguntándole cuestiones sobre sus creencias bíblicas, y cuestionando los milagros, hasta hacerle quedar como un perfecto idiota. Incluso Darrow llega a decir que el sexo fue  el 'pecado original'. El siguiente día, Darrow renuncia a su derecho a un discurso final, y el jurado se retira para deliberar.
   HECHO:  La transcripción muestra que no se dijo nada sobre el sexo.
   HECHO:  Bryan no aseguró nada sobre los días de 24 horas para el periodo de creación.  El siguiente dialogo está en el registro:
    Darrow:  "¿Mr Bryan, podría decirme la edad que tiene la Tierra ?".
    Bryan:  "No, señor, no puedo".
    Darrow:  "¿ Podría decirme algo sobre su origen ?"
    Bryan:   "Yo ni siquiera lo voy a intentar. Aunque posiblemente podría acercarme tanto como los científicos llegan a hacerlo, pero yo prefiero ser más preciso antes de hacer una conjetura".
   HECHO:   Bryan aceptó ir al estrado a explicar sus creencias bíblicas, con la condición que Darrow también se sentara como testigo para explicar sus creencias agnósticas y de evolución.  El juez también aceptó esta condición (Transcripción, pg 284). Darrow sometió a Bryan a un interrogatorio verdaderamente inquisitorial, y cuando finalizó, y por tanto llegaba el turno de que Bryan interrogara a Darrow, éste sorprendió a todos anunciando súbitamente que su cliente se declaraba culpable (pg 306), y solicitaba al juez Raulston a que emitiera un veredicto de culpabilidad directa. Esto detuvo inmediatamente el juicio. Bryan se opuso, solicitando interrogar a Darrow, pero fue demasiado tarde; Scopes era ya culpable, y definitivamente el juicio estaba concluido. El jurado incluso no llego a retirarse para deliberar.


 
NOTAS:

1. El título procede de una cita bíblica: “El que tiene en desorden su propia casa no heredará más que el viento” (Prov. 19,11). Se puede ver en Vimeo aquí;
https://vimeo.com/78717062

 Inherit the Wind es un relato inspirado en el juicio a Scopes (el juicio del "Mono") que tuvo lugar en 1925, donde se encontró culpable a John Scopes de enseñar la teoría de la evolución de Charles Darwin en una clase de ciencia en una escuela secundaria, en contra de lo que establecía una ley del estado de Tennessee que prohibía la enseñanza de toda otra explicación que no fuera el creacionismo. Los personajes en la ficción de Matthew Harrison Brady, Henry Drummond, Bertram Cates y E. K. Hornbeck se corresponden con las siguientes personas en la vida real William Jennings Bryan, Clarence Darrow, John Scopes, y H.L. Mencken, respectivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios ofensivos y maleducados serán eliminados.