martes, 10 de abril de 2012

Una creacionista Doctora de la Iglesia

 Benedicto XVI, que últimamente ha manifestado un posicionamiento netamente creacionista, ha decidido proclamar próximamente (quizás en octubre) a la santa y profeta Hildegarda de Bingen como Doctora de la Iglesia.  El Papa ha comparado sus visiones a las de los profetas del Antiguo Testamento, la cita con frecuencia y ha dedicado dos catequesis específicamente a ella. La ha señalado como ejemplo de mujer teóloga, ha alabado sus composiciones musicales que todavía hoy se pueden escuchar, como también el coraje que la llevó a enfrentarse a Federico Barbarroja, al cual le transmitió advertencias divinas.

  Hildegarda, última de diez hermanos de la noble familia de los Vermesseheim, nació en 1098 en Bermesheim, en Renania, y murió con ochenta y un años en 1179.  Desde joven había recibido visiones místicas, que hacía poner por escrito a una hermana. Temiendo que fuesen sólo ilusiones, pidió consejo a san Bernardo de Claraval, que la tranquilizó. Y en 1147 obtuvo la aprobación del Papa Eugenio III que, mientras presidía un sínodo en Tréveris, leyó un texto de Hildegarda. El Pontífice la autorizó a escribir sus visiones y a hablar en público. Su fama se difundió pronto: sus contemporáneos la atribuyeron el título de la “profetisa teutónica” y la “sibila del Rin”.

La canonización de Hildegarda nos sirve como un recordatorio de que todos los grandes místicos de la Iglesia Católica –sin excepción- han sostenido la doctrina tradicional de la creación y la verdad literal de Génesis 1-11. En realidad si hubiera algo de verdad en la evolución teísta se podría esperar que algún alma santa, reconocida por la Iglesia, hubiera recibido alguna visión sobre los misterios de nuestro pasado evolutivo. Jamás se ha oído tal cosa de un místico oficialmente reconocido.

En sus escritos místicos, Santa Hildegarda describe detalladamente lo que Dios le había revelado sobre la obra de la creación, y de una manera especial lo concerniente a la creación de Adán y Eva.  En el Liber Divinorum Operum, "Libro de las Obras Divinas", trata fundamentalmente de la armonía entre el ser humano y el resto de la Creación.

En la Primera de las tres partes de este libro, Hildegarda describe la estructura del universo, la creación de los ángeles y la caída de algunos ellos, la creación del hombre a imagen y semejanza de Dios, su caída y la promesa de Redención. A continuación se ocupa de las fuerzas que actúan en del universo, simbolizadas en círculos, astros y vientos, y especifica su misión y la forma en que actúan. Explica las relaciones entre los elementos que componen el universo, la influencia de la caída de los ángeles, la relación e influencia del resto del cosmos en el alma y el cuerpo del hombre, y finalmente el juicio del hombre por Dios.

Dios hizo al hombre: al varón provisto de una mayor fuerza, a la hembra provista de una mayor delicadeza. La forma de ambos fue ajustada en la correcta medida en todas sus partes, así como también Él prescribió la longitud,  altura y anchura exacta y precisa del resto de todas las criaturas, tal que ninguna pudiera exceder ni sobreponerse indebidamente a las demás.

Así Dios destinó la creación entera hacia el hombre. En él, sin embargo, puso la semejanza del espíritu del ángel, esto es el alma.  La cual ninguna criatura mortal puede alcanzar a ver, cono tampoco la divinidad puede ser vista por ninguna criatura mortal. El alma se origina en el Cielo, el cuerpo en la tierra; el alma se conoce por la fe, el cuerpo, en cambio, gracias a la facultad de ver.  Dios creó al varón y a la hembra humana: Primero al hombre, después a la mujer, la cual fue formada a partir de él, y es quien produce en su cuerpo la descendencia humana, así como el hombre por la capacidad de procrear también engendra aquello que el poder creativo se esconde en él… Así muchos son engendrados a través del hombre y la mujer, y sin embargo, todos ellos provienen de un único Creador.  Si el hombre hubiera estado solo o si la mujer se hubiera quedado sola, entonces nadie hubiera llegado a la existencia. De esta forma hombre y mujer son como una unidad necesaria, en la que el hombre es como el alma y la mujer como el cuerpo. .. Y Dios les ordenó que se multiplicaran y que crecieran y que aumentaran en número y que llenaran y conquistaran la tierra a través de su dominio… Y que ellos gobernarían sobre los animales que nadan en el agua y los que vuelan por el aire… porque ellos [los hombres] son superiores al resto de animales debido a la gloria de la razón… [Dios] actuó con el hombre como un padre hubiera hecho con su hijo, al darle en herencia  aquello a lo que le corresponde en derecho, al confiarle los peces y las aves y todas las criaturas que viven sin razón y moran la tierra. 

  Que a través de las oraciones de Hildegarda de Bingen y de todos los santos,  llegue Dios a restaurarnos en el verdadero conocimiento de nuestros orígenes, salvándonos de las trampas del evolucionismo.


31 comentarios:

  1. Aparte de las visiones, por muy santa que sea, creo que es necesario contrastar las teorías con sus predicciones para conocer su validez. Por ejemplo, como ya hiciera Newton, podemos fijarnos en la forma de la Tierra y el resto de planetas, ninguno de los cuales es completamente esférico. Y así, en su obra, los Principia, expone que si la Tierra está fija e inmóvil en el centro del universo, la presión del éter girando alrededor debería darle forma de melón, achatándose en el ecuador y alargándose en los polos. Por el contrario, si es la Tierra la que gira, al igual que el resto de planetas, la inercia le haría ser abultada en el ecuador y achatada en los polos, parecida a una sandía, una forma llamada geoide y que es la que presentan todos los planetas, más acusada cuanto mayor es su velocidad de rotación. Bastaría comprobar este hecho, ¿no les parece?

    Pues precisamente para responder a esta pregunta, y conocer la forma de la Tierra, ya se hicieron varias mediciones de los meridanos terrestres en los siglos XVIII y XIX, entre ellas la protagonizada por los españoles Jorge Juan y Antonio de Ulloa que midieron el valor de un grado de meridiano en una zona ecuatorial. Contrastando con otras medidas, obtuvieron la forma de la Tierra. Obtengan sus respuestas.

    http://www.jorgejuan.net/ESPANOL/Marino/0biografia.htm

    http://es.wikipedia.org/wiki/Geoide

    ResponderEliminar
  2. La Tierra no es una esfera perfecta, eso es lógico; sin embargo si aumentamos una bola de billar muy lisa hasta las dimensiones de la Tierra, tendría valles de unos 20 km de profundidad.

    ResponderEliminar
  3. No sé si habrá ocurrido un error o está pendiente de moderar, pero ha desaparecido un comentario donde indicaba que el argumento de reflexionar es más a favor de lo que opino. La Tierra es extremadamente lisa, con la mayor deformidad en el Everest de 8 km, muy poco. Y más lisa aún en la superficie del mar, sin ninguna irregularidad, ninguna. Sin embargo, aún en la superficie del mar, el radio polar es 22km menor que el ecuatorial.

    ¿Cual es la explicación?

    ResponderEliminar
  4. E insisto en mi planteamiento, si la Tierra está inmóvil en el baricentro del universo, y el éter girá alrededor, éste debería producir una presión en el ecuador que haría que el radio ecuatorial fuese menor, justo al contrario que la reallidad nos muestra, y que ya mídieron Ulloa y Jorge Juan hace casi 300 años, confirmado con todas las mediciones posteriores.

    ResponderEliminar
  5. Alf, por empezar habría que comprobar las medidas de los planetas de los que sabemos que rotan.
    Por otra parte, creo que conocemos muy poco, tenemos muy pocas variables a tener en cuenta para obtener la respuesta satisfactoria.
    No obstante, creo que la rotación del firmamento tiene algo que ver. También la masa de los cuerpos celestes en distintas partes de la esfera celeste.

    ResponderEliminar
  6. Alf,

    Y ¿en qué te basas para asegurar que la rotación del éter daría a la tierra la forma de melón?, cuando todos los físicos, incluidos Fred Hoyle, Albert Einstein, Charles Wisner, Kip Thorne, John Wheeler, … han demostrado lo contrario. O sea que una masa m (la tierra) situada en el centro de una esfera rotante hueca de masa total M (el ‘resto’ de universo) origina las mismas –exactamente las mismas- fuerzas que en el caso de la masa m rotante y el resto M fijo. Por ejemplo, dice Wheeler en “Gravitation”:

    “Mass there governs inertia here.” For example, although the inverse-square law is normally understood as being the ratio of the mass to the distance of two or more local objects (e.g., sun and Earth), in reality, the formula Gm1m2/r2 implicitly includes the mass, force, and distance of immediate locale under consideration. A simple way to understand this is: if the universe did not have stars, then Gm1m2/r2 would be inaccurate and need to be revised. As Hoyle has noted, even one close star can affect the “center of mass” in our sun-Earth system. Accordingly, one must understand the effect of the trillions of stars in the universe and apply it to the phenomena of gravity and inertia.
    Consequently, modern science is unable to refute the proposition that Gm1m2/r2 is a product of
    both the local and the non-local systems due to the fact that it has not been able to explain the cause of gravity. Although the components of Gm1m2/r2 appear as if the force of gravity is merely a ratio of mass to distance of the local bodies, since modern science has no explanation for what actually causes gravity and can only tell us that the force increases or decreases depending on mass and distance, it cannot discount the rest of the universe as being integrally
    involved in the increase or decrease of gravitational force. For example, two local bodies may merely be disturbances in a sea of gravitational force emanating from the remote regions of the universe that we, in turn, conveniently measure by the formula Gm1m2/r2, and which modern science, without knowing any differently, attributes only to the interaction between
    the two bodies in our local system.”

    ResponderEliminar
  7. JuanC

    Gracias por la respuesta, permítame disentir en tres aspectos.

    En primer lugar, y lo más importante, me pregunta que en qué me baso para decir que la rotación del éter daría a la tierra la forma de melón. Y es muy sencillo, pues en primer lugar habría que precisar si existe un éter o no. Yo sostengo que no, pero son ustedes quienes dicen lo contrario, en concreto en su post sobre las causas de las estaciones dice:

    "Empecemos por decir que sí hay un éter, el cual debe ser visto como un fluido muy sutil y muy rígido [1] que está girando entorno del eje NS terrestre".

    Y también

    "En el éter del firmamento abundan corrientes (similares a las de los océanos), una de ellas empuja al sol –con todos los planetas del plano eclíptico- en sentido horario, es decir, oponiéndose lentamente al movimiento diurno, siendo ello la causa por la que el sol se retarda casi 1º al día (el día solar dura 24 horas, mientras que ‘día sideral’ dura 23 horas 56 minutos )".

    Pues vamos a ver, entiendo que debería precisar exactamente los efectos de la interacción del presunto éter con la materia "normal". Pues si a causa del éter, como Vd dice, se desplaza el Sol, que tiene una masa tan elevada, ¿no debería afectar la presión de este éter giratorio en la misma medida a la Tierra? O bien es así, o va teniendo propiedades diferentes según y cómo. Vamos, definiciones ad hoc para que la cosa le salga como quiere, lo que me permitirá señalar que no es muy científico.

    Por tanto, si el éter tiene entidad para desplazar a todos los cuerpos del sistema solar, debería ejercer la misma presión en la Tierra, cosa que no hace, y que le corresponde explicar por qué es así.

    Así pues, la esfera donde se ubicaría la Tierra, ¿está hueca como dice aquí en su respuesta, o está rellena de éter con efectos medibles como dice en aquel otro post? Por favor, le pediría que se aclarara.

    En segundo lugar, permítame decirle que no es aceptable para mí que me cite un compendio de teoría de la relatividad, en concreto el de John Wheeler, si no lo acepta al completo. Si Vd me pide que acepte sus conclusiones, a saber, que la aceleración debida a una fuerza gravitatoria es indistinguible de la debida a la inercia, entonces debería aceptar otras, como por ejemplo la invariabilidad de la velocidad de la luz. Por tanto, si Vd me cita unos apartados, yo le podría citar otros, y a mi entender, o todos valen o ninguno, ¿no le parece?

    Finalmente, y probablemente lo menos importante en este momento, pues dudo que nos pongamos de acuerdo, aunque ni falta que hace, sería en lo relativo al efecto de la atracción del universo en rotación. Veamos, la Luna en su giro tiene un efecto medible, las mareas. El Sol, con mayor masa, pero más alejado también hace notar su influencia en las mareas. Eso se puede comprobar. Ahora, Vd me dice que por cada superelemento masivo que está vaya Vd a saber dónde en el confín del universo, y que ejerce una atracción en un determinado punto de la Tierra, existe otro igual y opuesto en el otro extremo del universo, de tal forma que todos y cada uno de ellos se anulan. Además, se mueven EXACTAMENTE a la misma velocidad porque no se notan nunca los efectos diferenciadores, cuando ni siquiera existen en el sistema solar dos objetos sincronizados con esa precisión. Es más, cuando incluso las estrellas cercanas (Alfa Centauri, Barnard, Sirio, etc) tienen movimientos propios cada uno de ellos completamente diferentes. Y encima, todo esto con base únicamente en unas supuestas visiones.

    En fin, yo respeto que Vd crea en eso, nada que objetar. Pero simplemente indicarle que el mundo de la ciencia no funciona así, por lo que, por favor, luego no se quejen de que nadie les haga caso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Genial tu artículo, solo que una cosa. ¿Como sabemos que esta "Santa" y "profeta" tenía la razón?. ¿Como sabemos que sus profecías no fueron producto de la imaginación?. Y lo mas importante: ¿Como explica esta profeta todas las evidencias taxonómicas, anatómicas, embriológicas, paleontológicas, bioquímicas, y genéticas encontradas que apoyan a la evolución?.

    Si adán y eva existieron. ¿Que color de piel tenían?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uf!, pues moléstese en leer el resto del blog al menos. Aquí se han aportado pruebas de sobra a favor Creacionismo, y yo en mi blog también he iniciado a aportar pruebas (http://gonellismo.blogspot.com/); puede empezar mirando este video: http://es.gloria.tv/?media=218579, para ver como están sus "teorías" de la evolución.
      "¿Cómo sabemos que sus profecías no fueron producto de la imaginación?" Pues, porque se han cumplido.
      ¿Evidencia taxonómica? La taxonomía es sólo lo que clasifica y las clasificaciones evolucionistas están mal hechas, porque no saben lo qué es especie.
      ¿Evidencias anatómicas? ¿Cuáles? Similitud no es prueba de evolución.
      ¿Evidencias embriológicas? ¿Me va a venir diciendo que la ontogenia recapitula la filogenia, ahora? Eso es falso; sólo lo puede pensar alguien que no ha estudiado algo de embriología.
      ¿Evidencias paleontológicas? Sí, ¡a favor del Creacionismo!
      ....

      "Si adán y eva existieron. ¿Que color de piel tenían?"
      Pues color blanco, porque no provienen de África sino de Oriente.

      Eliminar
    2. Yo no he leído a lo largo de mis largas y arduas visitas, ni una sola prueba que demuestre que el creacionismo es correcto. Ni una.

      Una prueba, por definición, debe estar contrastada, y debe ser irrefutable. Y curiosamente, he conseguido yo solito refutar todas las supuestas evidencias que se me han ido aportando. Y solo soy una persona.
      Y también curiosamente, aún no he visto ninguna refutación válida que desmonte la innumerable cantidad de pruebas que han sido presentadas a favor de la evolución.

      Evidencias paleontológicas (que incluyen un registro fósil suficientemente amplio y perfectamente ordenado en el tiempo; tiempo que por cierto, ha sido perfectamente medido por métodos de datación absoluta, que nadie ha conseguido demostrar falsos).
      Evidencias paleoclimáticas, paleogeológicas, paleogeográficas,…
      Evidencias genéticas.
      Evidencias de OBSERVACIÓN DIRECTA…

      Y tantas más.
      Me encantaría ver esas evidencias a favor del creacionismo de una vez por todas. Evidencias inequívocas e irrefutables. Y no las continuas frases de "ya las hemos dado"...

      Eliminar
    3. Sobre las pruebas, le pido un poco de paciencia por favor. Ahora ando ocupado en parciales, pero para el viernes que viene posiblemente consiga más evidencias del Creacionismo-Tierra joven.
      Paciencia, paciencia...

      Eliminar
    4. No te pido "más evidencias".

      Sólo UNA evidencia. Una sola. Una evidencia inequívoca e irrefutable.

      Y de paso, una buena falsación de TODAS las miles de evidencias que existen… incluidas las de observación directa.

      Eliminar
  9. Alf,
    Debido a que el modelo de gravitación de Newton: 1) No daba cuenta de la naturaleza de las fuerzas atractivas de las masas, y 2) No podía explicar las anomalías gravitatorias (anomalía durante los eclipses, diferentes pesos según la forma de m, …) varios físicos comenzaron a buscar teorías alternativas. La teoría de Le Sage se basa en que el éter estaría formado por cospúsculos de masa infinitesimal capaz de penetrar en el interior de los átomos, los cuales son como ‘jaulas’ conteniendo vacío. Entonces al penetrar parcialmente el éter en el interior de una masa M se produciría como un gradiente de densidad en su entorno, que tiende a ser ocupado por el resto del éter, lo cual produce gravedad por presión (por ‘empuje’) que sigue la ley del r cuadrado inverso. Consulta Wikipedia (aunque lo que se cuenta ahí esta sesgado hacia el heliocentrismo, como siempre).
    Maxwell hizo una importante objeción a esta teoría (sobre la disipación de la energía cinética de los corpúsculos al penetrar en las masas) por lo que varios físicos la abandonaron, entre ellos Poincaré, no así otros como Pierre S. Laplace que la definió como “la hipótesis perfecta”. Lo que no cuenta Wikipedia es que Kelvin y Preston hicieron modificaciones en los postulados de Le Sage que evitaban la objeción de Maxwell, entonces tanto Poincaré como el propio Maxwell retomaron sus investigaciones en la teoría de Le Sage. Luego Maxwell la abandonó definitivamente, no así Poincaré; además se incorporaron a ella otros como Lorentz en 1900 y Brush en 1911. Cuando llegó la Relatividad General y el dogma de la inexistencia del éter… pocos fueron los que se atrevieron a continuar con ella. A partir de mediados del siglo XX, físicos liberados del paradigma relativista retomaron la “pushing gravity” de Le Sage.

    ResponderEliminar
  10. Me parece recordar que fue Hidelgarda que dijo referente a los primeros padres Adán Y Eva que eran el doble de estatura que los humanos actuales. Ya va siendo hora de que el Vaticano recupere el Creacionismo. Esta visto que esta recuperación se ha visto muy influída por Internet. Cuando no existía Internet 15 años atrás, a no ser que uno se comprara libros muy difíciles de obtenerlos en España había pocas posibilidades de informarse sobre los científicos creacionistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Silveri Garrell, ¿me podría describir los detalles anatómicos pormenorizados de cuál podría ser el aspecto de un ser humano que midiese alrededor de 4 metros de estatura? Gracias de antemano.

      Eliminar
    2. Alfonso,

      Ese es vuestro error, el traducir verdades de fe a una lógica racionalista pura, y desde esa ‘alta’ perspectiva dogmatizar diciendo «por tanto vuestra verdad es falsa». Yo no conozco bien cuál era la altura de Adán, pero sí te puedo informar sobre la duración de la vida de Noé, que fue de 950 años (Gen 9,29). Ahora me diréis que si tal y tal proceso degenerativo humano hace imposible esa edad… Lo que quieras, pero Noé vivió 950 años porque así lo dice la Revelación –junto a los análisis indicados abajo- que implica un tipo de conocimiento humano completo. Es decir, mediante el ‘racionalismo’ (“sólo hay que tener en cuenta la razón”) adquirimos un conocimiento incompleto, y también por el ‘fideísmo’ (“sólo hay que tener en cuenta la fe”) estamos en un conocimiento incompleto. Por lo tanto, el ‘racionalismo’ y el ‘fideísmo’ son vicios opuestos –ambos erróneos- entonces para conocer la verdad hay que utilizar la regla aristotélica: «la virtud está en el punto de equilibrio entre dos vicios opuestos».
      En resumen, para encontrar la verdad primero hay que creer en las palabras de la Revelación, y segundo hay que razonar sobre la literalidad de esas afirmaciones bíblicas. Hay casos en que la afirmación hay que tomarla literalmente, en otros casos no (para saber cuál es el caso está la regla de San Agustín). En el caso de Gen 9,29 no hay ninguna contradicción en tomarlo literalmente, por otra parte se han hecho análisis racionales sobre estas megaedades, podéis leer por ejemplo un análisis del C.M.I.:
      http://creation.com/temporal-changes-in-the-ageing-of-biblical-patriarchs

      Eliminar
    3. Dices y afirmas que Noé vivió 950 años. Me parece muy bien que lo diga un libro y que tú lo afirmes. Pero afirmaciones extraordinarias requieren siempre de evidencias extraordinarias.

      Dime cómo puede un ser humano salvar el problema que supone la telomerasa. Por ejemplo.

      Yo aquí veo tres opciones.
      1. Que Noe (y todos los hombres de su tiempo) tuvieran un método especial y desconocido de descomponer los telémetros aún por descubrir y que, absurdamente, la humanidad ha perdido –cuando se trata, sin duda alguna, de una enorme ventaja adaptativa–.
      2. Que en tiempos de Noe los años se midieran como años lunares y no como años solares –algo bastante común–
      3. Que Noé ni siquiera existiera, y todo sea parte de una enorme metáfora, un cuento.

      Según el principio de parsimonia, la primera opción deberíamos descartarla de inmediato. Y si no la descartamos, necesitamos una ENORME carga de pruebas para demostrar que eso sea así.

      Permiteme preguntarte. ¿Cómo sabes que es la Biblia el libro que tiene la verdad, y no cualquier otro libro sagrado? Ten cuidado de no caer en la falacia del argumento circular, ¿vale?

      Eliminar
    4. ¿Todo el argumentario de demostración de sus ideas se basa en "para encontrar la verdad primero hay que creer en las palabras de la Revelación"? ¿Y por qué no en la historietas de Mortadelo y Filemón?, si me permite la ironía.

      ¿En dónde está, aparte de adoptarlo como creencia personal, el marchamo de garantía que certifica que en la Biblia, como supuesto libro revelado por las más altas instancias divinas, está el compendio de todo lo que hay que saber, puesto que en ella se expresa la verdad absoluta desde el Génesis hasta al Apocalipsis?

      ¿Y me habla usted de dogmatismo en mis argumentos y opiniones? ¿Cómo se llama lo suyo, "tengo toda la razón porque me lo dice Dios a través de lo que creo que es su palabra, y Dios y yo formamos mayoría absoluta"?

      Sr. Juanc, siempre admito la posibilidad de estar equivocado en las percepciones de deducción racionalista, ya que esos resultado obtenidos provisionalmente pueden variar en función de los nuevos y diferentes sistemas de observación que se vayan empleando. No hay ningún problema en ello. Los métodos racionalistas no son necesariamente rígidos ni estancos y permiten alternativas de aplicación en los procesos del conocimiento que pueden ir mejorando los resultados y sus definiciones.

      Pero usted se basa, como premisa de conocimiento indispensable, en la creencia subjetiva de una "verdad revelada", según la interpretación dogmática de un grupo religioso concreto que pretende imponer al resto de la sociedad sus preceptos doctrinales como el único camino posible, no sólo para adquirir el conocimiento sumo, sino, también, para salvar el alma después de la muerte física y pueda estar toda la eternidad contemplando la gloria de Dios.

      Como creencia personal me parece muy bien. Pero sólo llega hasta ahí. Como cualquier otra doctrina religiosa presuntamente revelada -y en la historia de la humanidad han sido miles- no contiene en sí misma más que la reflexión de los mitos y símbolos de los que se ha revestido, que son vividos e interpretados por un creyente, por una persona religiosa. El símbolo religioso, por mucho que quiera transformarse en "dogma racional", pertenece al mundo de la imaginación y requiere, como tal, por parte de sus incondicionales practicantes situarse por encima de la verdad y de la falsedad de la razón, por encima del bien y del mal de nuestra estrecha moralidad casuística, presentándose como un fenómeno eminentemente terapéutico y, en ocasiones, catalizadora del crecimiento de la persona. Pero, repito, no posee nada más, aunque se llegue al extremo del condicionamiento de la imaginación, convertida en idea trascendente, produciendo los desasosiegos típicos de quienes ya están imbuidos en ellos.

      Eliminar
    5. Alfonso,
      Resulta que Jesucristo es: 1) un personaje histórico; 2) es el Hijo de Dios. La demostración irrefutable de estos dos puntos puede enontrarla en estos libros (cuyo precio es de 0,90 euros):
      - "¿Quién es Jesucristo?"
      - "Jesucristo es Dios"
      Comprelos en www.apostoladomariano.com
      Y no siga siendo un ignorante.

      Eliminar
    6. Si la "demostración irrefutable" de esos dos puntos es la misma que la afirmación que hace en la cabecera de este blog de que el "Génesis 1-3 es una descripción científica de la Creación", me parece que me voy a ahorrar los 0,90 € que cuesta. Si me quiero reír, por causa de mi ignorancia, prefiero hacerlo con otros relatos surrealistas más de mi agrado aunque sean más caros.

      La colección de libros de la editorial recomendada son los mismos que el nacional-catolicismo ya intentaban colarnos a machamartillo en las escuelas nacionales de los años cincuenta. Agradecido por el consejo, pero prefiero seguir en mi "ignorancia". Es lo que nos pasa a los que no tenemos la suerte de estar inspirados por la gracia divina. El Espíritu Santo va dejando la cagadita en la cabeza de quien quiere. Es por eso que hay quien la tiene ya llena de mierda. Y las cagadas de palomo cuestan mucho de quitar.

      Eliminar
  11. Alfonso: En realidad me equivoqué, no fué Hildegarda quien dijo de la doble estatura sinó que fué la evangelica Ellen White. en mi blog tengo un articulo que lleva los links de los textos que hablan de ello. Aquí: http://silverigarrell2.blogspot.com.es/2011/10/ciencies-de-la-terra-infuses.html
    En cuanto a los detalles anatómicos de los supuestos gigantes son los mismos que de la gente normal solo que más grandes proporcionalmente, claro.

    ResponderEliminar
  12. JuanC,

    Muchas gracias por sus comentarios sobre Poincaré, Laplace, Maxwell y otros. Y le animo a que continúe leyendo las obras de estos sabios insignes. Sobre todo el tratado de ecuaciones diferenciales aplicadas a la mecánica celeste de Poincaré o el Tratado de Mecánica Celeste de Laplace para conocer, de primera mano, qué opinaban estos autores sobre su asunto, en vez de citas descontextualizadas. Tampoco estaría mal que profundizara en los textos de Maxwell, que igual se le han olvidado dede la carrera para recodar el porqué se hizo necesaria la Teoría de la Relatividad. Abajo le pongo enlaces, por si le interesan.

    Por lo demás, recordarle que no ha dicho nada de porqué el éter no produce la deformidad que debería sobre la Tierra, y cual es su explicación. Pero, en fin, no es que la espere. Entre otras cosas porque ya sabemos que no la produce porque no existe.

    Saludos.

    http://portail.mathdoc.fr/JMPA/PDF/JMPA_1881_3_7_A20_0.pdf

    http://www.archive.org/stream/traitdemcani01lapl#page/n7/mode/2up

    http://archive.org/details/electricandmagne01maxwrich

    ResponderEliminar
  13. Me alegro pues, por esta decisión del Papa Benedicto XVI.
    ¡Viva Santa Hildegarda! ¡Viva el Geocentrismo y el Creacionismo Especial!

    ResponderEliminar
  14. ¿Cómo sería un ser humano de 3,5 metros de alto? ¿Se puede aumentar el tamaño de algo manteniendo todas sus características idénticas y cambiando sólo la escala? Pues no es así. En ingeniería se recurre al análisis dimensional para estudiar como se verían afectadas las propiedades de una máquina o un sistema al cambiar su tamaño.

    Si duplicamos la altura de un hombre, ¿qué ocurrirá con su peso? El peso no es proporcional a la altura sino al volumen, y cuando la altura se multiplica por dos, el volumen se multiplica por 2/3, es decir, por ocho (recordemos la fórmula del volumen de un cubo, V = L/3). Un gigante de 3,5 m de altura pesará ocho veces más que un hombre de 1,75 m, es decir, unos 600 kg Por otra parte, su cuerpo no será el doble de ancho, sino que su cintura y el diámetro de sus huesos serán 2/2 = 4 veces mayores (puesto que la superficie es proporcional al lado al cuadrado).

    Por lo tanto, un gigante de 3,5 m, que tenga las mismas proporciones que el hombre de 1,75 m, sería la mitad de delgado, puesto que pesa ocho veces más y es sólo cuatro veces más ancho. La presión que su peso ejercería sobre los huesos de sus piernas, que es el peso dividido entre la sección del hueso, sería 4 veces más que la que aguantan las piernas de un hombre normal, por lo que en realidad se fracturarían inmediatamente las piernas y caerían al suelo tan pronto como se intentaran poner de pie.

    Para que sus huesos pudieran aguantar su peso, tendrían, o bien que tener un esqueleto de composición diferente al de los humanos normales, o bien que romper las proporciones y ser mucho más anchos en relación a su altura que lo que son los humanos de 1,75 m. Es decir, los gigantes serían muy anchos y gordos, con variables de adaptación formológicas totalmente distintas a las que consideramos normales. Sería un ser monstruoso comparado a los cánones de la estética de las proporciones humanas que conocemos.

    El elefante, que es cuadrúpedo, no puede saltar y tiene unas patas enormes, nos da la idea de cómo tendría que ser un animal terrestre gigantesco. Imagínese entonces un bípedo de 3,5 metros de alto de unos 600 kilos de peso.

    La pregunta que le hice Sr. Silveri Garrell no fue gratuita. Como ingenua fue su respuesta al considerar que una persona de esa alzada tendría más o menos el aspecto de una persona normal.

    Muchas veces atendemos a afirmaciones, vengan de quien vengan y por muy “inspiradas” que estén, que no resisten el más mínimo análisis teniendo en cuenta las más elementales leyes de la física aplicada a cualquier otro sector del conocimiento. El pensamiento mágico de poco sirve para poder dar soluciones a cuestiones que son perfectamente deducibles a través del estudio y la observación rigurosas. Otra cosa es querer adaptarlas al universo de creencias personales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que usted dice se basa en el PRE-supuesto de que la estructura tisular de los huesos, articulaciones y músculos sería la misma; pero no, todo estaba multiplicado proporcionalmente de modo que pudieran resistir su propio peso, sin salirse de los cánones de la estética.
      Así que no serían gordos feos y anchos, sino seres gigantes bien proporcionados y que por su estructura anatómica podrían resistir perfectamente su propio peso, tal como lo hace un elefante, lo hacían los mamuts, los dragones y demás mega-bestias.
      Eso sin mencionar que las condiciones pre-diluvianas eran muy diferentes a las actuales, de modo que todo estaba diseñado para el desarrollo de seres gigantes (y que vivían más tiempo). Por cierto, aquí le dejo la foto de un animal "mágico": http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a7/Macrocheira_kaempferi.jpg
      (Macrocheira kaempferi)

      Eliminar
    2. Principe.
      Para que la estructura tisular esquelética de ese ser pudiera sostenerlo manteniendo las proporciones, tendría que disponer de una densidad ósea cuatro veces superior a la normal. ¿Y dónde quedarían, en ese caso, las células de las osteonas? ¿Cómo podrían esos huesos crecer? Si multiplicas por cuatro la estructura titular de los músculos, créeme, sería absolutamente deforme. Y eso, además, seguiría incrementando el peso, entrando en un espiral del cual sería difícil salir. Serían criaturas inviables.

      Los elefantes y mamuts no tienen las proporciones que tenemos nosotros, sino otras completamente diferentes. Si redujéramos un elefante a un tamaño humano, sus huesos aún serían más del doble de gruesos. Como bien ha estado apuntando el Sr. Alfonso.

      Los dragones… bueno. Esos no son tan grandes. Son unos lagartos de hasta tres metros de largo que viven actualmente. Como el Dragón de Komodo, el más grande de todos ellos.

      Y si con mega-bestias te refieres, por ejemplo, a los grandes dinosaurios… bueno. Veras.
      Lo primero. Cuando estos grandes animales vivían en la Tierra, la atmósfera tenía una mayor proporción de oxígeno en el aire, lo que se traducia (por puro efecto de arquimedes) en una mayor flotabilidad en el fluido atmosférico, y por tanto, permitía un mayor tamaño. Además, estos animales tenían la estructura ósea adecuada para mantener el tamaño, igual que un elefante. Y los que no –como los tetrápodos–, tenían el esqueleto lleno de huecos y bolsas de aire, como las aves actuales, para aligerar peso. En general, una serie de modificaciones anatómicas que permitan esos tamaños.
      Si prescindes de las modificaciones anatómicas, no puedes incrementar el tamaño.

      Por cierto. ¿A qué te refieres con pre-diluvianas? ¿Acaso piensas que el diluvio realmente existió? Si es así, ¿Dónde está ahora toda ese agua?

      Lo que has puesto es un ejemplar de Macrocheira kaempferi, un artrópodo Braquiuro que puede llegar a 20 Kg, y que, de hecho, es el artrópodo más grande conocido actualmente. ¿Y qué? En el período carbonífero había cien-pies de hasta cuatro metros. ¿Qué tiene de mágico? sigue siendo un animal.

      Eliminar
    3. Pues en las mismas osteonas; los osteocitos serían más densos y/o tal vez la matriz extracelular.
      "¿Cómo podrían esos huesos crecer?" Y bueno, como siempre, con los osteoclastos, la osificación, el calcio, las citoquinas, factores de crecimiento, proteínas morfogénicas óseas, etcétera; sólo que mejores a las comunes que hay actualmente.

      "Los dragones… bueno. Esos no son tan grandes. Son unos lagartos de hasta tres metros de largo que viven actualmente. Como el Dragón de Komodo, el más grande de todos ellos."
      Con "dragones" me refería a como se le llamaban tradicionalmente a los "dinosaurios", a los dragones de los relatos hoy reducidos a "mitos" y "leyendas" como la de San Jorge, el que mató al dragón.

      "Por cierto. ¿A qué te refieres con pre-diluvianas? ¿Acaso piensas que el diluvio realmente existió? Si es así, ¿Dónde está ahora toda ese agua?"
      Hace unos 4000 años ocurrió un Diluvio universal, que cubrió la totalidad del planeta. ¿Cómo? Porque Dios hizo llover durante 40 días y 40 noches continuas, hasta siete metros por encima de la montaña más alta (en ese tiempo el monte Ararat y NO el Everest, era la elevación más alta de la Tierra); pero además abrió las puertas del cielo y así cayó el agua, que estaba sostenida en una capa de la atmósfera llena de vapor, una capa que hacía que la Tierra tuviera un clima distinto al actual, por lo cual las condiciones pre-diluvianas eran distintas a las actuales.
      Actualmente toda esa agua quedó en los océanos, en los glaciares y en un poco en la atmósfera. Además, antes del Diluvio los continentes estaban unidos en Pangea, y según la teoría catastrofista (que fue mostrada en este mismo blog), los continentes se movieron y separaron en cuestión de pocas semanas, durante la gran catástrofe del Diluvio.

      Eliminar
    4. Primero. Un hueso de mas densidad no dejaría sitio a los osteocitos. Por ese motivo los elefantes –y otros animales grandes– tienen los huesos más gruesos, más anchos. Una persona necesitaría exactamente lo mismo.

      Si te refieres a dinosaurios, llamarlos dragones es una aberración. ¿Que San Jorge mató a un dinosaurio? deberías demostrar esa afirmación tan extraordinaria, ya que están extintos desde antes de la aparición del Ser Humano.

      Y sobre el diluvio,… deberías demostrar tu afirmación, de nuevo. No hay agua suficiente para cubrir el planeta. Además, el monte más alto es el Everest… y si no te lo crees, mídelos tú. Porque la velocidad de ascensión del Everest es de menos de 1cm por década. Ahora mide 8844 metros. El Ararat mide 5165m. Si el Ararat no hubiera crecido nunca y el Everest creciera de forma permanente a esa tasa de elevación actual –es mucho suponer, porque el Ararat pertenece a la misma orogénesis, pero bueno–, el Everest habría adelantado al Ararat hace más de 3 millones de años. Incluso en el mejor de los casos, no es posible.

      ¿Una capa de la atmósfera llena de vapor? Si hubiera una capa de vapor en la atmósfera, ésta estaría en las capas más bajas. Porque el vapor de agua es mucho más denso que los gases de la atmósfera alta.

      Dices que todo ese agua quedó en los océanos, glaciares y atmósfera no es suficiente para cubrir la tierra. De hecho, si todo ese agua se derramara, el nivel del agua ascendería no más de 100 metros.

      ¿Antes del diluvio estaba Pangea? ¿Conoces la velocidad de movimiento de los continentes? ejem ejem… ¿Conoces lo que se llama datación por paleomagnetismo?

      Pues eso. Demuestra tus afirmaciones. Y recuerda. La Biblia nunca es una demostración válida.

      Eliminar
  15. Príncipe Lord Nicus, todo su comentario está lleno de suposiciones idealizadas que pretenden adaptarse falazmente a sus deseos y creencias.

    Afirmar, sin explicar y demostrar empíricamente, que las condiciones pre-diluvianas(?) eran muy diferentes a las actuales, de modo que todo estaba diseñado para el desarrollo de seres gigantes, no sólo no dice nada sino que parece una frase sacada de algún libreto de ciencia-ficción.

    Por otro lado, veo que no tiene la más remota idea de cómo funciona la adaptación de la vida biológica al medio en el que se desenvuelve, al margen de los condicionamientos estéticos idealizados en los que cada cuál quiere creer.

    Intuyo que aquí acaba la discusión por cuanto va a ser imposible se descabalgue de sus ideas bíblicamente preconcebidas, y atienda a la más pura racionalidad del discurso en base a cuestiones que, biológica y anatómicamente hablando, son incuestionables. Siga creyendo en su mundo mágico, con ello, supongo, no hace daño a nadie.

    ResponderEliminar
  16. Buen Articulo, sin embargo, para el fin con el que se puso aquí[verdadero conocimiento de nuestros orígenes, salvándonos de las trampas del evolucionismo], a los verdaderos cristianos, católicos o del deísmo que sea [esto es nato]nos sale sobrando, la supercheria transformista por más adoctrinados que hayamos sido o no en las escuelas veremos la trampa, por más pruebas irrefutables, que quieran vender:

    Que por debilidad esta desparecido el eslabón o transición entre el roedor y el murciélago, esto es monumental es una infinita cadena de transiciones entre todas las "especies", transiciones de semiorganos, semiextremidades, semiespecies [Es uno de los más grandes misterios que sólo y por debilidad desaparecieron estas falsedades], que la naturaleza VIVA no da muestra de tal Monstruosa Maravilla producto de Mutación [Se imaginan lo orrendo de alguna de esas transiciones, que gracias al Creador tal cosa no ha pasado nunca ni pasara, pues al Fin es algo Creado a conciencia y sólo un genero de animales fuera directamente del resto del reino animal es capaz de admirarlo, plasmarlo y quedar anonadado].

    A pero eso si, tienen infinita Fe en que así fue y buscan derribar al que piensan que esta a su condición como el león lo hace, ni con toda su imaginación y comparación entre los demás orgánismos biológica y anátomicamente [Fósiles y Mapas Genéticos que no muestran nada de como y porque se origino cada orgáno en su debida corporea y precisa cavidad y con delicado acabado, que bonita se ve mi mujer enojada, me duele a mi ahermano verle su cara de angustia y dolor a su enfermedad] nos cegaran con su Supuesta Verdad Absoluta [Que buenos son ellos nos quieren abrir los ojos algunos de ellos de buena manera]sobre el origen de todos los orgánismos, dicen que ajenos a biólogia deben abstenerse a opinar sobre esto cuando les hacen tambalear, estos simios creen que han resuelto el misterio del porque ahora mismo a intención y gracias a la Ciencia yo aquí escribí esto, pero Como dijo el Profesor JuanC sabemos por Don Nato que esta "Verdad" Naturalista es una falsedad Monumental que pasara como todos los absurdos fundidos en el tiempo como todo mortal teoríco o no, hay que divertirse y dedicarle su buen tiempo a la Familia...........Saludos Cordiales

    ResponderEliminar
  17. El creacionismo no logró congeniar el relato del Génesis con la ciencia -a mi entender- simplemente porque no se había podido esclarecer de que hablaba el texto bíblico. En el año 2010, Alberto Canen postuló la teoría del observador en la cual evalúa la posibilidad de que exista un observador de la creación del sistema solar, oculto en el relato. Este observador que presencia una visión de los seis mil millones de años de desarrollo de nuestro sistema solar narra lo que ha visto sin comprender realmente lo visto, y lo narra según sus parámetros. Recién ahora es posible entender lo que el narrador dice gracias a los últimos descubrimientos en materia de astronomía. Este observador estaría narrando desde un lugar sobre la superficie terrestre. Una ubicación fija. Y desde esa perspectiva narra lo que observa. Al situar a esta persona en ese lugar toda la narración del los siete días encaja a la perfección. Obviamente los siete días son los 6.000 millones de años comprimidos en tal vez siete visiones de una por día. Pueden baja el libro El observador de www.albertocanen.com en pdf o word

    ResponderEliminar

Los comentarios ofensivos y maleducados serán eliminados.